Header Ads

El gran amigo Stallman

¿Y quién es Richard Stallman, además de presidente de su propia fundación?

Stallman es un importante científico y catedrático del Massachusetts Institute of Technology (MIT), el centro de investigación tecnológica más importante del mundo junto con el CERN de Europa (donde se trabaja con el gran colisionador de protones).

Pero no sólo eso: Stallman es un comprometido militante de las causas sociales desde su trinchera, la investigación científica. Cocreador del sistema operativo Linux (el dolor de cabeza de Windows) junto con Linus Torvald, Stallman, a través de su fundación, provee con recursos de conocimiento a grupos y comunidades de muchos países en desarrollo. Gracias a él y los hackers que le rodean muchos desarrollos importantes de software ven la luz para posteriormente sumarse a la fila de programas y aplicaciones que sirven a la socialización del conocimiento.

Crítico acérrimo de las posturas del mercado con respecto al manejo y distribución del conocimiento científico-tecnológico y su negativa a ponerlo a la libre disposición de los países en desarrollo, es perseguido y calumniado frecuentemente por los grandes corporativos de software y telecomunicaciones. Sin embargo, sus contribuciones son tan grandes que —tan sólo por mencionar la referente al sistema Linux—, podemos afirmar que gracias a su trabajo muchas poblaciones con recursos limitados se ahorran miles de millones de dólares en la compra de software para servidor y programas tanto para la educación como para la empres y la administración pública.

En ese sentido cabe señalar que Linux, el sistema operativo de su creación, es utilizado por numerosas administraciones públicas en todo el mundo, tanto en America como en Europa. En España, por ejemplo, no sólo es usado en la totalidad de las administraciones autonómicas, sino que incluso han desarrollado sus propias versiones y han implantado completos sistemas (con sistemas operativos y programas de trabajo) en todos los ámbitos de la actividad económica... Y sin pagar un sólo peso a los voraces productores de software.

He ahí el gran pecado del hippie hacker Stallman, quien abandonó el MIT porque le negaron la posibilidad de distribuir sus investigaciones con licencias públicas. Para ello él creo su propia licencia, la General Public License (GPL) y su fundación. Lo demás es historia para la memoria de las solidaridades globales.
 

El mismo Stallman nos ofrece en pocos minutos las razones por las que debemos usar y compartir software libre, principalmente para la acción educativa. ¿Quieres aprovechar las tecnologías para la educación y el desarrollo social? ¡Usa software libre!