Header Ads

Comunicación Alternativa (IV y final)

IV. LA CONSTRUCCIÓN O DESARROLLO DE MEDIOS

Siguiendo en el tema del enfoque de la alternatividad en la comunicacion, concluiremos hablando un poco sobre el "desarrollo de medios", una actividad que Internet nos facilita enormemente en su estado actual, cuando aún tenemos a nuestro alcance código libre y servicios gratuitos. En la Web —el rostro más amable de la Internet— podemos construir canales de radio, de video y de TV en "streaming"; podemos crear revistas, periódicos, completas editoriales y hasta complejas organizaciones de comunicación. Y todo con mínimos recursos.

Sólo que no debemos olvidar el principio fundamental, ya señalado por Máximo Simpson, incluido en la tercera entrega de esta serie:

“El meollo de la alternatividad no está tanto en el carácter físico del medio sino en su capacidad para emitir con posibilidades de retroalimentación un mensaje de interés colectivo y que contribuye al bien social. El contenido es la piedara de toque de la alternatividad. Sin discurso alternativo no hay medio alternativo, que en cuanto a la elección de temas, su clasificación y su tratamiento debe ser abierto y antiautoritario”

Lo mismo aplica para la construccion del medio. En aras de lo práctico, vale la pena mencionar cuatro puntos sobre los cuales se debe poner especial atención a la hora de iniciar la construcción de medios de comunicación alternativos:

  1. El sistema de propiedad, que ha de ser colectivo.
  2. La participación social en el tratamiento de los mensajes, que debe ser abierta.
  3. Las fuentes de financiamiento, que pueden provenir de la misma comunidad, de fundaciones e instituciones no gubernamentales y hasta de gobiernos, siempre y cuando no se establezcan por ello compromisos que limiten la independencia del medio.
  4. Las formas de distribución, que pueden abarcar desde la interpersonal hasta la masiva, mediante recursos tradicionales o tecnología de punta, pero siempre dejando abiertas las posibilidades para la respuesta directa y lo más pronta posible del receptor.

Es claro, pues, que el universo de posibilidades para la construcción de medios alternativos desde la sociedad civil es muy amplio. Pocos están fuera del alcance, sobre todo en el contexto de las redes de Internet.

Por otra parte, las propuestas más actuales de la sociedad civil en materia de comunicación deberían enmarcarse en un propósito más allá de la básica búsqueda del posicionamiento o la visibilidad de las organizaciones; deberían enmarcarse en una visión más amplia, de futuro, enfocada hacia la promoción de cultura para la paz, una cultura donde nadie sea violentado por el engaño, la manipulación, el despojo, la persecución, la discriminación, la exclusión o el exterminio espiritual, intelectual, moral, económico, social o físico.

Habrá que partir del entendido de que la paz no sólo es la ausencia de guerra o de violencia física. La guerra no sólo se establece con el concurso de las armas y la violencia física, pues puede ser estructural y tomar el rostro de un sistema que arrasa inmensos conglomerados humanos mediante el despojo y la manipulación contra la vida a través de la economía, la política, la corrupción, la ciencia, la educación, la religión y la cultura, todo ello sustentado, justificado, conducido y expresado a través de los mass media. La lucha de clases planteada por el viejo Marx ha dejado de existir, ahora hay una guerra estructural disfrazada con muchos rostros; una guerra que viene desde las más altas esferas de poder y que se orquesta contra los dominados.

Con la práctica constante de la subversión comunicadora, desde la sociedad civil organizada es posible preparar a la sociedad para su transformación mediante el consenso, mediante el acuerdo incluso con los poderes establecidos, pero desde el derecho individual y la libertad consciente.

La comunicación alternativa es la mejor vacuna contra cualquier tipo de manipulación, porque desde el interior humano, desde la familia, desde la comunidad y desde las organizaciones los ciudadanos se insertarán propositivamente en el nuevo orden que ellos mismos construirán. Los medios de comunicación, finalmente, se habrán convertido en la alternativa idónea para que pacíficamente la sociedad se interpele a sí misma y a los poderes que elige —o que no ha elegido— pero que la dominan. En un mundo de destrucción la subversión más revolucionaria es la creación.





UN PROYECTO PARA SEGUIR... UN PROYECTO PARA APRENDER

Para finalizar nuestra serie sobre comunicación alternativa, queremos darte a conocer una importante iniciativa de desarrollo de medios periodísticos y radiofónicos con enfoque alternativo. Existe desde antes de la Web, pero es en la Web donde ha potenciado más que nunca su distribución. Se trata de Radialistas Apasionadas y Apasionados, liderado por José Ignacio López Vigil... una plataforma con recursos de libre distribución para productores, realizadores, guionistas, actores, reporteros, redactores y locutores de radios comunitarias.

Apegados de lleno al Copyleft (forma de licenciamiento semejante a Creative Commons, del cual hemos hablado en otros posts), todos sus recursos pueden ser utilizados para propósitos culturales y educativos sin más condición que la de otorgar el crédito correspondiente e incluir el texto de la licencia en nuestro sitio o publicación electrónica.

Para adelantar un poco antes de que te sumerjas en este recurso de sobra interesante, puedes ver dos ilustrativos videos: una entrevista con el creador del proyecto, formador de comunicadores de la sociedad civil y trabajador del conocimiento que comparte sus creaciones en las comunidades libres de Internet; una explicación de su trabajo, por el mismo José Ignacio.